Lipoescultura

Lipoescultura

Es un procedimiento quirúrgico que se emplea, cuando no hay contraindicación, para eliminar los depósitos de grasa localizada en distintas partes del cuerpo. De ningún modo constituye un tratamiento de la obesidad, ni tampoco un sustituto a un programa nutricional de pérdida de peso.

La intervención consiste en extraer la grasa, tras prepararla adecuadamente, haciendo unas pequeñas incisiones en la piel mediante unas cánulas finas conectadas a un dispositivo estéril de aspiración. Al terminar, en el mismo quirófano se coloca una faja para controlar la inflamación y minimizar el riesgo de hematomas. Además, así se ayuda a la piel a amoldarse al nuevo contorno.

La incorporación a la actividad laboral puede ser casi inmediata, tras 1 o 2 semanas.