Nariz (rinoplastia)

La rinoplastia es un procedimiento ambulatorio que se basa en la modificación de las estructuras óseas y cartilaginosas nasales, con el fin de remodelar los ángulos y el volumen de la nariz, mediante técnicas de corte, aumento o fractura. Hay dos principales formas de abordar una cirugía de nariz: la cerrada y la abierta.

En la rinoplastia de tipo cerrada, la operación se realiza desde la parte interna de la nariz. Esta técnica deja muy pocos rastros y cicatrices porque se ingresa por las fosas nasales y desde ahí se trabaja y se remodelan huesos y cartílago.

La rinoplastia abierta consiste en la realización de una pequeña incisión en la base de la nariz (columela), específicamente en la piel que separa a los orificios nasales. Esta técnica, a pesar de dejar una pequeña cicatriz que mejora con el tiempo, es una de las más usadas y es incluso la más recomendada por algunas sociedades de cirugía plástica, estética y reconstructiva.