Quemaduras, secuelas de quemaduras

Quemaduras, secuelas de quemaduras

Para decidir cuál es el tratamiento indicado, primero se debe determinar la gravedad de la quemadura, la zona afectada, la extensión de la misma y los tejidos de la piel que se dañaron. Pero también se debe tener en cuenta el estado de salud en la que se encuentra el paciente y la edad del mismo.

Las quemaduras son unos de los accidentes menos frecuentes, pero de los más graves que podemos tener. En las cirugías plásticas reparadoras se procura devolverle al paciente todas las funciones que perdió la piel por la quemadura. Lo primero que se intenta es restablecer el tejido dañado buscando la regeneración natural de las células.